Google Website Translator Gadget

21 de marzo de 2015

EL ARCO Y LA BOBIA

A veces tenemos unas ocurrencias realmente absurdas, probablemente divertidas, y espectaculares, pero difíciles de llevar a cabo. El caso es que a pesar de todo, siempre hay algún verdadero taruco que se pone manos a la obra, y lo consigue, porque por ahora nada se nos ha hecho imposible.
 
Para que os hagáis una idea, subir un arco de meta al pico Bóveda de 2000 metros. Así  dicho, suena fácil pero no, para ello había que llegar en todo terreno hasta el punto más cercano, la Cabana de Pedrosillo a unos 1.700 metros de altura. Llegar allí resultaba un pelo difícil. Para empezar la Cabana está a una altura tal que el camino para llegar a ella estaba totalmente cubierto de nieve, de tal manera que tuvimos que usar una cuña para poder llegar, pero claro, es que este año ha nevado mucho, y la cuña no era lo suficientemente fuerte para abrir camino, ya que en algunas zonas venteadas la nieve llegaba hasta los 2 metros. Entonces fue una fresa de la Diputación la que tuvo que venir y ya de paso nos abrió hasta la Campona. Una vez allí teníamos que caminar, pero… el arco son 15 kilos, y el hinchador y… HOSTIA la electricidad!, también hay que llevar un grupo electrógeno, aunque pequeño es pesado, y el combustible, y 2 banderas, y algo de comer, y bebida… 2 km en subida y por la nieve, es en ese momento el que siempre se piensa “De quién fue la idea de hacer semejante estupidez”. Pero ese pensamiento dura poco, 8 personas cuales sherpas se ponen manos a la obra y poco a poco ascienden al Bobia y decoran tan singular terraza, para que cuando los corredores llegaran allí se encontraran con nuestra particular puerta al cielo.
 
Y de esta manera queremos aprovechar y principalmente agradecer a todas esas personas que hacen posible que la Alto Sil sea lo que es, porque no son otras que esas chifladas que suben un arco a una zona inaccesible, que ponen una cuerda en el tramo de río más caudaloso, que buscan trazados nuevos cada año para que sea siempre un recorrido activo, a los que limpian el monte, a esas personas que labran la madera y trabajan el barro, a los que recogen la basura, a los que te sirven un agua, a los que animan, a los que curan tus heridas, por supuesto a los que invierten su dinero, a los que corréis o acompañáis, fotógrafos, es decir a todo el mundo, a todo aquel que aunque sea por un gesto, pueda cambiar la historia para bien de una región, ya sean estamentos públicos, privados o altruistas. Es decir, GRACIAS.
Pedir disculpas por todos aquellos fallos que año tras año intentamos solventar. A ver si un día encontramos un sistema para que no se sufra a la hora de hacer las inscripciones. Sentimos también tener un reglamento tan estricto pero aunque no lo creáis y sea tan criticado tenemos motivos y sobrados para hacerlo cumplir. Sentimos que a partir de las 14:30 la meta haya sido modificada para poder hacer la entrega de premios, el espacio es reducido, y estamos buscando una solución.
 
Muchas gracias por estar ahí, muchas gracias por hacer de la Alto Sil lo que es.
 
Gracias a nuestros colaboradores: