Google Website Translator Gadget

6 de marzo de 2010

NOTICIAS

Crónica II Alto Sil
Miguel Heras (Salomon Santiveri) y Nerea Martínez (Tierra Trágame) se han alzado con el triunfo en la segunda edición de la Carrera de Montaña Alto Sil, que se ha disputado en Santa Cruz del Sil (municipio de Páramo del Sil, León). La prueba ha congregado a 300 deportistas (el máximo permitido) , venidos de 13 Comunidades Autónomas y el país vecino, Portugal, y que han disfrutado de un día perfecto en lo climatológico y que ha deparado un gran espectáculo deportivo y un ambiente de fiesta.

El salmantino Miguel Ángel Heras, que el pasado fin de semana triunfó en la prestigiosa Transgrancanaria, hizo valer su condición de favorito y se llevó la victoria en la prueba. Heras mantuvo un intenso mano a mano en el tramo final con el gallego Fernando Arca (Ribeira Sacra) y acabó imponiéndose en la meta, gracias a unha eficaz bajada en el último tramo, con un tiempo de 2h17:57. De este modo, logró superar la marca que estableció el vencedor de la primera edición en dos minutos. Arca ocupó el segundo lugar, con un tiempo de 2h20:22, mientras que el tercer puesto fue para el asturiano Santi Obaya (Helly Hansen Avientu), con 2h23:55. Arca y Obaya repiten precisamente los podios de 2009.
En la competición femenina, Nerea Martínez repitió la victoria que ya había conseguido en la primera edición. A pesar de que también acusó el esfuerzo de su reciente participación en la Transgrancanaria, donde fue segunda, dominó la prueba y acabó imponiéndose con una marca de 3h04:01. María Luisa García (independiente), con 3h15:25, Carmen García (Tierra Trágame) completaron el podio de la carrera, organizada por el club Tierra Trágame y La Sierra Trek, con la colaboración de la Diputación Provincial de León, el Ayuntamiento de Páramo del Sil y La Caixa.

En cuanto a los corredores locales, el triunfo fue para Pablo Alonso, secundado en el podio por Joaquín Trinidad y José Carlos Cabarcos, mientras que en la competición femenina venció por segunda vez María Encina Álvarez.
La prueba, con 29 kilómetros de recorrido y 3.000 metros de desnivel acumulado, partió de la plaza de Santa Cruz del Sil y atravesó la sierra de Gistredo pasando por las localidades de Páramo del Sil y Primout para concluir de nuevo en Santa Cruz. Allí tuvo lugar la entrega de trofeos y una comida de ofrecida por los vecinos de la localidad, que se han volcado para colaborar con la organización y atendiendo a los participantes.Miguel Heras ha destacado que “el recorrido ha estado muy bonito, porque combinaba tres subidas muy fuertes con la zona del río y senderos”. Precisamente, el tramo del río entre Primout y la braña de Santa Cruz ha vuelto a ser el sector ‘estrella’ de la prueba por la cantidad de agua que inundaba el sendero. Heras ha apuntado que dicho tramo “le da un toque muy bonito a la carrera”. Respecto al ambiente, ha apuntado que “me habían dicho que era una pasada y me ha gustado, había mucha gente por las pistas, incluso aquí en el pueblo y para un pueblo tan pequeño es sorprendente. El año que viene repito seguro”.Nerea Martínez, por su parte, ha reconocido que “este año he sufrido muchísimo más que el pasado. En cualquier caso, ha resaltado que la Alto Sil es una prueba “divertida, porque es diferente”. Además, “es una carrera que merece la pena especialmente por la gente, por el pueblo, porque todo el mundo se vuelca. Son carreras que apetece venir a correr”.