Google Website Translator Gadget

23 de marzo de 2013

AGRADECIEMIENTOS Y PACIENCIA

Vamos a empezar a agradecer... porque hay que agradecer a todo el mundo que ha hecho posible esta carrera, desde al Ayuntamiento de Páramo del Sil que pasó de ser un mero colaborador a ser el gran patrocinador y YA organizador del evento que tiene lugar en su municipio, a las pedanías de Santa Cruz del Sil, y Salentinos, que se están volcando en el evento como si fuese la fiesta nacional de su localidad, a TODOS los voluntarios que son más de 150 contando Cruz Roja y Guardia Civil, a todos los patrocinadores ya sean grandes o pequeños, porque este evento se consigue gracias a la aportación granito a granito y ante todo gracias al amor y ganas de todos por llevarlo a cabo. Al Club Tierra Trágame que hace 6 años apostó por el evento, que enseñó a mucha gente que ahora mismo son profesionales a la hora de ver el mundo del Trail. Gracias a los espectadores que llenasteis el circuito, familiares, amigos o simplemente curiosos que queríais saber de que iba esto. Y GRACIAS A VOSOTROS CORREDORES, porque sin vosotros esto no sería posible.

Esta edición ha sido la edición más dura a la hora de organizar, la crisis de la zona nos ha puesto muchas trabas y la climatología tampoco lo ha puesto nada fácil, pero lo hemos conseguido. Seguro que hemos cometido fallos que poco a poco intentaremos subsanar.

Ahora nos encontramos un poco asimilando y descansando las mentes, por lo que os pedimos un poco de paciencia y en breve tendremos videos y fotos de todo el evento.

Mientras os pedimos que si tenéis fotos vuestras, o de amigos y queréis que las publiquemos nos enviéis un email con el enlace en Picasa así las podremos poner aquí en la página. Ahora mismo en nuestro Facebook podéis disfrutar de un sin fin de fotos.

Para cualquier otra sugerencia podéis enviar un email a info@carreraaltosil.com

Luego recordad que esta carrera se celebra siempre el último fin de semana de invierno, por lo que ya sabréis la fecha de la próxima edición...

Firmo yo, Lolo Díez, aunque esto podría haberlo escrito cualquiera que ha puesto una simple marca de la Alto Sil.